Chueca, epicentro gay y mucho más

Por | 16 mayo, 2014 | 0 comentarios

Perteneciente al distrito Centro, y sus límites lo marcan las calles Barquillo y Fuencarral. Está considerado un ejemplo de ‘gentrificación‘, áspera palabra que se emplea para hablar de los procesos de reconversión de barrios deprimidos en otros atractivos y llenos de vida comercial y de ocio. Es lo que pasó en Chueca, hundido en los años setenta por el tráfico de drogas y el ambiente marginal y delincuente. La elección de la comunidad gay como ‘asentamiento’, contribuyó a su lavado progresivo de cara, y a que empezaran a abrir tiendas de cuidada estética y locales modernos, junto a los sex-shops propios del barrio, así como las saunas destinadas a la comunidad homosexual.

La plaza de Chueca, a la que se accede cómodamente desde la boca de metro, es uno de los centros neurálgicos del barrio, con su gran cantidad de terrazas y la mítica taberna de Ángel Sierra, ideal para tomar un vermú de grifo.

La calle Augusto Figueroa es otra de las arterias más características y animadas del barrio, con especial presencia de zapaterías y, sobre todo, el flamante mercado de San Antón, inaugurado en 2012. Merece la pena acercarse a los puestos y tiendas, por la calidad de sus productos, panes, carnes, flores, presentados con mucho esmero.

También merece la pena un recorrido la calle Libertad, hermoso nombre para un barrio tan desinhibido como este, y tomarse una cerveza en Libertad 8, clásico local conocido por la música en vivo, con conciertos de cantautores o recitales de poemas. En la misma calle, el Bocaíto, un restaurante abierto en 1966 que gustará a los amantes de las raciones generosas, y donde tiene especial fama un plato tan simple como apetitoso: el escalope con patatas.

Otras recomendaciones son el Bazaar, excelente calidad precio en un local amplio y agradables (de la misma cadena que La Finca de Susana o La Gloria de Montera) y, para tomar una copa el fin de semana, La Fábrica de Pan es una de las muchas opciones válidas.

Desde el Albergue Internacional Posada de Huertas de Madrid podemos llegar a Chueca en poco tiempo. En apenas 20 minutos a pie estaremos disfrutando de la diversidad y toda la diversión que nos ofrece este céntrico barrio de nuestra ciudad. ¿Os animáis a conocerlo?

Foto: Magnus Manske via Wikimedia Commons. Licencia CC Attribution-Share Alike 2.0 Generic.

Categorías: Madrid Guías

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*