Madrid no tiene playa, pero sí piscinas

Por | 5 junio, 2014 | 0 comentarios

Piscina MadridTodo aquel que visite Madrid durante un periodo de tiempo considerable en pleno verano sentirá en algún momento la necesidad de poner su cuerpo en remojo. Por ello, incorporar una visita a una de las piscinas de la ciudad o hacer una escapadita a alguno de sus embalses es una idea bastante recomendable. Porque en Madrid hay ofertas turísticas de todo tipo, y las piscinas no iban a ser una excepción.

Las más clásicas son las piscinas municipales, con precios bastante asequibles, como las de Peñuelas, Francos Rodríguez o Canal de Isabel II, sin olvidarnos de las instalaciones deportivas de la Ciudad Universitaria (Complutense) con un precio, para los no estudiantes, de ocho euros la entrada. Cerca de la Casa de Campo, también está la piscina de Lago, en la misma parada de metro, a la que se llega en apenas cinco minutos desde plaza de España y poco más de 20 desde nuestro hotel.

Si estáis con ganas de daros un baño en un entorno especial -y no te importa pagar los elevados precios que cobran- podéis acudir a algunas piscinas en azoteas del centro. Una de ellas es la del Óscar Room Mate, para quien quiera darse un capricho (la tarifa es de 40 euros una jornada completa), e incluye taquilla, toalla y una copita de champán. Conocida como la terraza de Arriba, alberga la Pool Club, o sea, la piscina del hotel que, como decimos, está abierta al público, previo pago, y ofrece unas vistas muy hermosas del corazón de Madrid (zona Chueca y Gran Vía).

Otra opción, menos ‘fashion’ pero con unas vistas más espectaculares (es una altura mucho mayor), es la del Emperador Hotel, situado en el último tramo de la Gran Vía, cerca de plaza de España. La tarifa es algo más reducida que en la anterior (33 euros, aunque el fin de semana cuesta más).

Para un baño más salvaje y fuera de la ciudad, la Comunidad de Madrid cuenta con varios espacios naturales para refrescarse en un entorno natural. Nos quedamos con el de la Playa del Alberche, a la que se puede acceder en coche (unos 25 minutos, al suroeste de Madrid) y cuenta con aparcamiento. El lugar se asemeja realmente a una playa, con arena y hasta un chiringuito donde preparan comidas.

Con estas refrescantes opciones, podemos pasar el verano en Madrid sin echar de menos -demasiado- la playa. Anímate a probar este plan en los largos días del verano madrileño antes de unirte a la fiesta que se vive siempre en nuestro albergue internacional.

Foto: Miguel303xm via Wikimedia Commons.

Categorías: Madrid Deportes, Madrid Guías

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*