El Rastro: visita obligada

Por | 30 julio, 2015 | 0 comentarios

rastro madridNo hay domingo en que no se celebre este mercadillo de las pulgas versión castiza, que parte de la plaza Cascorro en La Latina, recorre la Ribera de Curtidores y va a morir en el campillo del Nuevo Mundo. Es allí donde desde las cinco de la mañana se colocan los puestos favoritos de los bibliófilos: cómics, revistas viejos y novelas de todos los tiempos a precios populares.

Como en la tienda de libros Juanito, situada en el corazón del Rastro, la plaza General Vara del Rey, especializada en libros de segunda mano donde con un poco de buen ojo se pueden encontrar novedades recientes y títulos clásicos a buenos precios. Parecido sucede, pero esta vez en el mundo del vinilo, en Discos Satélite, en Ribera de Curtidores 8, donde encontrarás una amplia selección de los mejor de las músicas del mundo.

Porque el Rastro es mucho más que los puestos de abalorios que aparecen al paso en la principal arteria, Ribera de Curtidores, y una serie de tiendas alrededor completan una oferta donde cada vez hay más calidad. Como Living Retro o Tila Barrena, dentro del espacio Galerías Piquer, en el número 29 de la citada calle. Y siguiendo con las tiendas de decoración, La Europea, en el 7 de la plaza General Vara del Rey es una de las más cuidadas del Rastro, con muebles antiguos e industriales elegidos con muy buen criterio. Como sitio curioso, no dejes de visitar El Transformista, en la calle Mira El Río Baja, 16-18, un local con alma cuyos dueños gozan de prestigio como localizadores de objetos raros y bellos.

No todo son tiendas, almonedas y puestos en el Rastro, porque sin bares, al menos en España, no hay vida. Uno de los más clásicos es Casa Amadeo, en la propia plaza de Cascorro, 18, donde podrás disfrutar de sus famosos caracoles. Te recomendamos ir entre las once y las doce, si no quieres encontrarlo hasta la bandera. Como también se forman largas cosas en El capricho extremeño (Carlos Arniches, 30) por la calidad de las tostas que ofrecen en este local. Prueba suerte, uno de los encantos del Rastro es cierto sentimiento de caza, de superviencia. Que no decaiga.

Ven a conocer este lugar imprescindible de los domingos de la capital alojándote en nuestro albergue de Madrid. Precios muy económicos y ubicación excelente para que disfrutes al máximo de tu estancia.

Categorías: Madrid Compras, Madrid Cultura

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*