Para los nostálgicos de la Movida madrileña

Por | 5 enero, 2016 | 0 comentarios

Quien haya visto las películas ochenteras de Almodóvar, haya escuchado a Los Secretos, Alaska o simplemente haya visto ‘La bola de cristal’ ya tiene algo de nostálgico de aquella movida “promovida por el ayuntamiento” (de Tierno Galván).

Empezaremos en el corazón de Malasaña, en el bar de Alaska, que abrió sus puertas en 1979 y que responde al nombre de La Vía Láctea (c/ Velarde, 18). Cuenta con dos plantas y durante el fin de semana se llena de gente joven (20-35), aunque también se pueden encontrar a algunos clientes más talluditos, que sí vivieron la Movida como había que vivirla (y beberla).

A pocos metros de ahí se encuentra otro templo de la Movida, que inmortalizara Antonio Vega en su mítica canción ‘La chica de ayer’: El Penta. Un local amplio donde tomar una copa con la mejor música nacional. El compositor de la famosa canción nunca imaginó que muy cerca de ahí el Ayuntamiento de Madrid le dedicaría una plaza (bueno, plazuela), la de Antonio Vega.

De camino hacia la Puerta del Sol, encontramos una de las salas imprescindibles en aquellos alocados ochenta: El Sol (c/ Jardines, 3). Ideal para disfrutar de sus conciertos entre semana y magnífica sala de fiestas de ritmos muy bailables para el fin de semana. Ojo con las copas, siempre ha tenido fama de servir garrafón. Ante la duda, cerveza.

Algunos locales emblemáticos, como la sala Rock-ola, pasaron a mejor día, y su lugar es ocupado por otros gremios (en este caso una empresa de alquiler de trasteros). Otros, reabren manteniendo el nombre original, y algo de su esencia. Como La Bobia (calle san Millán, 3, La Latina), una cafetería a la que acudían los más fiesteros tras las juergas de entonces. Almodóvar la sacó en su película ‘Laberinto de pasiones’. En junio de 2015 reabre sus puertas como restaurante asturiano.

Categorías: Madrid Cultura, Madrid Noche

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*