El magnetismo místico de Chagall

Por | 26 enero, 2017 | 0 comentarios

Tras las celebradas exposiciones de fotografía dedicadas a Vivian Maier y Robert Doisneau, la Fundación Canal da paso ahora a un pintor, Marc Chagall (1887-1985). La exposición recorre buena parte de su trayectoria artística, a lo largo de cuatro décadas de producción, en un total de cien obras procedentes de los museos más relevantes del mundo. Bajo el título ‘Chagall: divino y humano’, se concentra esa doble vertiente de este artista que vivió lo que el siglo XX, con su infancia aún radicada en el remoto mundo decimonónico. Esa dualidad, la capacidad del pintor para conectar lo sagrado y lo profano, es el eje por el que se ensartan las obras gráficas aquí presentadas. Experiencia personal, mito y religión se funden en la paleta de Chagall, dando pie a su vez a la creación de un universo propio, sugerente, onírico, misterioso.

Considerado el maestro del color del arte moderno, en la muestra se puede admirar el estilo personal del pintor en aguafuertes, litografías y xilografías. La muestra cuenta con tres secciones diferenciados, como la que ilustra esa dicotomía divino/humano, donde Chagall incorpora elementos sagrados a la cotidiano y viceversa. Así, vemos edificios como la catedral de Nôtre Dame o la torre Eiffel acompañados de símbolos religiosos como vírgenes o crucifijos. También personajes circenses y escenas relacionadas con la propia pintura, el taller, etc.

Otra parte la componen los distintos aguafuertes que el pintor afincado en París realizó de la Biblia. Se trata de una interpretación libre en la que el artista quiso impregnar de una visión humanista a los personajes de los textos sagrados. De un modo moderno y sin abandonar su estilo propio, Chagall reinterpreta la Biblia según su percepción y le da un nuevo valor.

La exposición concluye con un ejemplo del talento aplicado a una obra. En este caso, las ilustraciones para ‘Las armas muertas’, la obra literaria cumbre de Gogol, que siempre fascinó al pintor, a través de 15 aguafuertes que evocan la patria rusa, desde la distancia pero con cercanía y afecto.

A partir del 4 de febrero y hasta el 4 de abril, en la sede de la Fundación Canal (c/ Mateo Inurria, 2, metro plaza de Castilla), con entrada libre. Laborables y festivos de 11 a 20h y los miércoles sólo hasta las 15h.

París onírico

 

 

Categorías: Madrid Cultura

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*